A punto de la asfixia, un bebé fue rescatado por personal de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Querétaro (SSPM), cuyas vías respiratorias quedaron obstruidas cuando se alimentaba.

Fue en la colonia Ex Hacienda Santa Ana, donde una madre amamantaba a su pequeño de mes y medio de edad, cuando notó que  su cuerpo adquiría un color morado y dejó de llorar, así como de responder a los estímulos, por lo que solicitó ayuda a la Línea de Emergencias 066.

Mientras los paramédicos llegaban al lugar,  un operador paramédico de la Línea 066 daba indicaciones a la angustiada madre para auxiliar al bebé, que pudo ser estabilizado; cuando el personal de emergencias médicas llegó al lugar, el bebé  se encontraba fuera de peligro, por lo que únicamente requería  una revisión para valorar su estado físico y de salud.

Horas más tarde, la madre del pequeño confirmó que su hijo se encontraba bien, al tiempo que agradeció el apoyo del personal de la Línea 066 y destacó su profesionalismo.

 

Comentarios

comentarios