CAUCES. -Desde que tengo memoria, en las temporadas de lluvias, sean estas “normales o atípicas” como suelen justificar los funcionarios en turno”, Querétaro se ha inundado. Gobiernos van y vienen, aplican cifras millonarias en obras que “ahora sí,” van a contener las aguas y al final tenemos los mismos resultados. La razón es muy sencilla, se han analizado tal vez las causas, pero no los cauces, es decir, las vertientes naturales por donde el agua ha bajado desde siempre y que ningún “genio” se le ha ocurrido investigar. (1)

OROGRAFÍA. – Sería entonces motivo de analizar los cauces para encontrar las causas  (y no es un juego de palabras) si sabemos cómo corre el agua desde los cerros a los valles donde se asentó Querétaro y la manera desordenada que ha crecido, podríamos encontrar soluciones de fondo y no meros paliativos, aspirinas para una enfermedad mayor, pero hay miopía y también muchos intereses de por medio.(2)

EXPERTOS. -Son los expertos y no los políticos, quienes debe decidir qué obras son necesarias para atender el problema de raíz. encontrar las soluciones de fondo y/o sólo remedios temporales como hasta ahora se ha hecho y no me refiero a un gobierno en particular o a determinado partido, son a todos en general, pues los políticos no han querido, o no han sabido atender las propuestas de los técnicos, de los expertos en Hidrografía y tenemos verdaderamente genios en ingeniería hidráulica, pero hasta ahora no son escuchados, aun cuando existe desde hace varias décadas, el Atlas de Riesgos. (3)

COSTOS. -Ciertamente que emprender una obra (o las obras necesarias) de esta envergadura, no son menores, pero creo que se han gastado más en los remedios temporales y perdido mucho más en el patrimonio de los queretanos, que lo que pudiera costar. Tal vez un trienio no sea suficiente para lograrlo y a lo mejor hasta un sexenio, pero valdría la pena valorar una decisión de esa naturaleza, con los candados necesarios para que fuere el tiempo que sea, se llevara a cabo. (4)

LAMENTOS. -Mientras esto no se haga, no dejaremos de escuchar lamentos, quejas y explicaciones, Se necesita, ante todo, voluntad política y recursos financieros, veríamos si no, esto, hasta el más alto impacto político tendría con la ciudadanía. (5)

Comentarios y colaboraciones: jazarasgoza_@hotmail.com

Comentarios

comentarios