Corea del Norte calificó este martes de “provocación atroz” y “bloqueo económico a gran escala” el último programa de sanciones impuestas de manera unánime por el Consejo de Seguridad de la ONU al régimen de Pyongyang por su más reciente prueba nuclear. El Ministerio de Exteriores norcoreano aseguró en un comunicado publicado por la agencia estatal KCNA que las sanciones son “producto de una provocación atroz destinada a privar a la República Popular Democrática de Corea [nombre oficial de Corea del Norte] de su legítimo derecho a la autodefensa y a sofocar por completo a su Estado y a su pueblo mediante un bloqueo económico a gran escala”. El comunicado, que rechaza “categóricamente” las sanciones propuestas por EE UU, apunta además que estas sirven para que Pyongyang “verifique que el camino que adoptó era absolutamente correcto” y para “fortalecer su determinación en ese sentido hasta que esta lucha haya llegado al final”. Por ello, Corea del Norte asegura que “redoblará sus esfuerzos para incrementar la fortaleza que permite proteger su soberanía y el derecho a existir”. El comunicado señala además que para mantener “la paz y la seguridad en la región” es necesario establecer “una situación de equilibrio con EE UU”, lo que supone una apuesta por seguir incrementando sus capacidades de defensa, con nuevos ensayos de misiles.

Comentarios

comentarios