corregidora3
predial
qro
agua qro
reci
Columnas Procesos del Poder

El costo de la pasividad del gobierno francés

Procesos del poder

NIELS ROSAS VALDEZ

Desde hace unas semanas se han realizado varias manifestaciones en Francia, mismas que al paso del tiempo se han vuelto más y más violentas hasta llegar un punto de quiebre para el gobierno liderado por Emmanuel Macron. Los llamados “chalecos amarillos” encabezaron estas manifestaciones que han puesto a París en la mira de todo el mundo, mucho a causa de la forma agresiva en la que actuaron para hacer notar su descontento y forzar al gobierno francés a que prestara atención y actuara con base en eso. ¿Cómo se desarrollaron los acontecimientos y qué sucede con el gobierno de Macron?

Las manifestaciones comenzaron a raíz del aumento en el precio de la gasolina, medida que anunció el presidente Macron hace ya varios días. Tras esta notificación en puerta, los ciudadanos franceses decidieron manifestar su descontento, situación que perduró y fue creciendo en gravedad y violencia hasta que se anunció una prologa de seis meses en dicho aumento en el precio de la gasolina. No obstante, los chalecos amarillos aprovecharon la coyuntura y las protestas siguieron en pie, esta vez para exigir básicamente mejores condiciones de vida. A esto, y considerando el costo político que le traería de no actuar en favor de las exigencias del pueblo, el presidente francés sucumbió y decidió anunciar el aumento de 100 euros al mes en el salario mínimo a partir del 2019. Otras medidas que declaró fueron la cancelación del aumento de impuestos para pensionados de bajo ingreso, así como incentivar a los patrones a dar bonos sin quitar impuestos a los empleados.

Estas medidas han apaciguado a los ciudadanos franceses que se dieron cita en los principales espacios públicos de París para manifestarse, y por ahora la violencia ha disminuido. Sin embargo, ¿qué significa esto para Macron? Primero que nada su carisma

que tenía durante y tras la campaña presidencial ahora se ve disminuido a causa del equivocado manejo de la situación para con los chalecos amarillos, pues demoró en actuar para tranquilizar a los manifestantes. El hecho de que haya sucumbido a las exigencias del pueblo no era optativo, ante esa situación la decisión correcta fue la que finalmente tomó: eliminar ciertos impuestos, aumentar el salario mínimo, aplazar el aumento en el precio de la gasolina, etc., empero, su problema fue la tardanza en actuar, problema que le cobró factura instantánea reduciendo su popularidad, su aprobación y el carisma que tenía acostumbrados a los franceses.

Por ahora la situación está calmada y no parece que los chalecos amarillos comiencen alguna otra manifestación en este mismo escenario, sin embargo, el costo de no atender esta situación a la brevedad necesaria y de manera adecuada le ha traído problemas al presidente francés, situación que quizá por ahora no represente tanto costo político, es decir, por ejemplo, no se acercan elecciones importantes en las que el pueblo le pudiera cobrar factura de sus imprecisiones, pero lo cierto es que si en el futuro una situación similar vuelve a ocurrir, deberá atenderla de manera eficiente y sin demorar para que exista un entendimiento más rápido y los problemas políticos que de ahí se derivasen sean mucho menos significativos que los que actualmente tiene gracias a la pasividad que tuvo su gobierno de atender las exigencias de la población.

.

niels.rosas@hotmail.com; @niels_rosas (twitter)

Related posts

Procesos del poder

Redaccion

Procesos del poder

Redaccion

Procesos del poder

Redaccion
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com