“La sexualidad de las personas no es algo que se debería cuestionar”, consideró la Dra. Teresa García Gasca, al externar que la sociedad está avanzando en el tema.

La rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Dra. Teresa García Gasca; la directora de la Facultad de Filosofía, Dra. Margarita Espinosa Blas y el Dr. Bernardo Romero Vázquez, coordinador del Programa Universitario de Derechos Humanos (Prounidhos), encabezaron el contingente universitario que participó dentro de la “Marcha de Orgullo LGBTT 2018” en esta ciudad.
Bajo un ambiente de cordialidad y respeto y mediante las consignas de “Todas las familias, todos los derechos” y “Respeta a mis hijos, basta de discriminación”, los participantes recorrieron las principales calles de la ciudad, partiendo del Jardín Guerrero y terminando en la Plaza de Armas.
La Rectora expresó la necesidad de que la sociedad deje de un lado los cuestionamientos de la sexualidad de las personas. “Estamos apoyando un movimiento que es justo en términos de todo por lo que pelean: la equidad, la igualdad, la no discriminación, el respeto por la diversidad sexual. Ni siquiera debería haber una diferencia, no se debería distinguir, no es algo que nos deba dividir ni etiquetar ni cuestionar. Todavía estamos creciendo y aprendiendo como sociedad y me da gusto apoyar la diversidad”.
Subrayó que todavía existen tabúes y miedos a las expresiones de los grupos LGBTT’s, y aunque Querétaro tiene todavía una sociedad conservadora, cada vez es más la apertura que se da en este tema.
“La preferencia sexual es derecho de cada quién y lo mismo el matrimonio de parejas del mismo sexo. Decidir con quién compartir la vida no debería de ser un tema de discriminación, ni de pedir un permiso legal. Esto no debe considerarse nada raro ni fuera de lo común. En la Universidad nos reconocemos entre nosotros como diferentes, desde luego, pero vivimos en comunidad y generamos convivencia sana”, externó la Rectora de la UAQ.
En su oportunidad, la Directora de la Facultad de Filosofía, Dra. Margarita Espinosa Blas, señaló que la sexualidad de una persona no debe quedarse sólo en el ámbito íntimo, ya que influye en el ámbito político para la toma de decisiones correctas y así lograr un desarrollo armónico de la sociedad.
“Supone también una dimensión política. Yo no creo que se deba quedar en el ámbito de lo privado, es una postura política que debe ser del espacio público y de la familia. Hay sociedades mucho más cerradas, más conservadoras; se han ido visibilizando estos temas. Hay una resistencia global y me da mucho gusto que va cambiando la forma de pensar. Ya se practica la diversidad y cada vez hay menos tabúes y mitos en torno a la sexualidad”, mencionó la catedrática.
Por ello, consideró que los padres de familia deben informarse de manera permanente y acompañar sus familiares que pudieran revelar sus preferencias sexuales, sin condenarlos como se viene haciendo de manera histórica.
Osmin Reyes Manzano, uno de los representantes de la organización del evento, se congratuló del apoyo universitario y de la presencia de la rectora Dra. Teresa García Gasca, ya que dijo que “es un orgullo contar con ella aquí”.
“Me parece que hace falta la presencia general de personalidades que se pudieran manifestar en apoyo a nosotros. Como estudiante de la UAQ me siento orgulloso de su presencia”, dijo.
Cabe destacar que esta marcha, en la que participaron alrededor de 2 mil personas, según los organizadores, concluyó sin contratiempos.