corregidora3
qro
seguridad
movilidad
Coneme
gob
Columnas Enfoque Ultima Hora

ENFOQUE

CRISIS

Nada evidencia más una crisis en un gobierno, que la renuncia de sus funcionarios de primer nivel y la mañana de este martes 9 de julio, el  secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, presentó su renuncia, patentizando las profundas diferencias.

En su renuncia, Carlos  Manuel Urzúa Macías, manifiesta  que existen al interior del gabinete de Andrés Manuel López Obrador,  serias irregularidades, fricciones, extremismo, imposición de funcionarios, terceros influyentes y toma de decisiones con poco respaldo o soporte.

Urzúa, había ya sufrido el desmentido del propio presidente, con algunos temas como el de la tenencia y era ampliamente conocida las diferencias con el jefe de gabinete, Alfonso Romo.

Pero más allá de eso, mucho tuvo que ver su renuncia, Ya se había dado el desmentido del presidente ante el anuncio del ahora ex secretario, que al igual que al salir Germán Martínez en su renuncia, enfila una dura crítica por la manera en que se están manejando las cosas.

Ese mismo día, se conoce la renuncia de dos funcionarios más, Gualberto Ramírez, de la unidad anti-secuestros de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, o SEIDO y Rodulfo Figueroa Pacheco al Instituto Nacional de Migración (INM), en Baja California, decisiones sin fundamento con la ley.  Son 11 las renuncias de un nivel importante, en tan sólo 7 meses.

De la salida de Urzúa de la Secretaría de hacienda, otro hecho poco conocido; las decisiones de Manuel Bartlett en la Comisión Federal de Electricidad y Rocío Nahle de la Secretaría de Energía, respecto a la impugnación ante tribunales internacionales del contrato y firmado para  la puesta en operación del gasoducto submarino proveniente del sur de Texas hasta Tuxpan, Veracruz, que se terminó el 11 de junio, lo que generó una fuerte desconfianza de los inversionistas extranjeros y confronta la prácticamente única unción que tenía Urzúa al frente de Hacienda, la de generar confianza en el extranjero, ya que sus demás responsabilidades, habían sido apropiadas por Romo.

La aceptación de la renuncia por parte del presidente y el nombramiento del Subsecretario, nos indican claramente que López Obrador, continuará con sus proyectos y con los colaboradores que le sean leales, fieles y que acepten sus decisiones a pie juntillas, pese a que éstas no estén debidamente sustentadas, como lo expuso en su carta de renuncia.

Habrá que recordar que Urzúa, fue crítico con otras decisiones de vital trascendencia, como la cancelación del NAIM en Texcoco, la precipitada construcción de la refinería de Dos Bocas.

Algunas señales que anticipaban la posibilidad de su salida, fue que no estuvo presente en el mitin de Tijuana y jamás quiso afiliarse a MORENA.

Como él, se avecinan muchos cambios, no sólo por el intríngulis político palaciega y la lucha por el poder y el control interno, sino por la diferencia de criterio de quien no piensa como él, o no tiene “sus propios datos”.

Habrá que recordar algunas de las frases de la carta de renuncia de Urzúa; las Fricciones, extremismo, imposición de funcionarios, terceros influyentes, toma de decisiones con poco respaldo o con poco soporte.

El presidente en respuesta, con parsimonia, respondió al caso, “es mejor acostumbrarnos a entender el contexto las circunstancias de cambios que se van a seguir dando”, cuando en realidad observamos que, si no hay unión, equipo, ni armonía al interior, entonces cómo podemos esperar que haya efectividad y resultados hacia el exterior.

En realidad….se  desgrana la mazorca.

Comentarios: jazaragoza_@hotmail.com

Entradas Relacionadas

Denuncian a falso fraile franciscano en México

Redaccion

Roma será sede de congreso internacional por los 40 años de Puebla

Redaccion

Autoridades refuerzan monitoreo de actividad sísmica en poniente de CDMX

Redaccion