Coneme
3alas3
Gobernador en tu calle
No Popotes
Columnas Enfoque Ultima Hora

ENFOQUE

La renuncia de Eduardo Medina Mora como Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para algunos cayó por sorpresa, no para aquellos que  tuvieron el antecedente de que tiempo atrás, fue señalado por posibles actos de corrupción al detectarle  la Unidad de Inteligencia Financiera, cuentas  en el extranjero y posibles transferencias multimillonarias, que no corresponden a los salarios que percibe un funcionario aun siendo de tan alto rango.

En nuestro país, los Ministros de la Corte son electos por 15 años, es decir, transexenales, como medida para evitar influencias, “recomendaciones” o directamente línea del presidente en turno, ya que precisamente es el titular del poder ejecutivo, quien propone la terna al Senado, luego de lo cual, bajo el visto bueno el presidente –ya que también tiene derecho de veto y de volver a proponer- se asume el cargo en el Máximo Tribunal de Justicia del país, cuyas resoluciones, son inapelables.

También se establece que deberán tener salarios altos, para evitar que las tentaciones y la corrupción, no les haga mella, en las decisiones que deben tomar; la Suprema Corte de la Nación, como poder independiente y paralelo al Ejecutivo. Es de alguna forma, garante de que se respeten las leyes y el Estado de Derecho.

En el caso de Eduardo Medina Mora, fue propuesto y electo en el sexenio de Enrique Peña Nieto, de ahí que se haya generado la sospecha de que protegía intereses y grupos del anterior gobierno, lo que le resultaba incómodo al actual presidente y se buscaron las formas de anularlo, de aniquilarlo.

De ahí que el Director de la Unidad de Inteligencia Financiera, dependiente de la  Secretaría de Hacienda,  nuestro paisano Santiago Nieto, haya iniciado las pesquisas, en una persona que resultaba altamente vulnerable por sus antecedentes y señala el dicho popular, el que busca encuentra y no tardaron mucho.

En declaraciones anteriores a su renuncia y luego después de ella, llama la atención que el presiente López Obrador, en un acto inusual, haya confirmado que Medina Mora se retira para atender las denuncias en su contra, porque  hay que puntualizar que en la carta renuncia dirigida al presidente, no señala causa alguna, cuando la propia Constitución, en su artículo 82, establece que solo procederá la renuncia de un ministro “por causa grave” y en el mencionado documento, no se hizo alusión a motivo alguno..

Fue el propio presidente, en su mañanera del día siguiente, cuando reveló los posibles motivos de esa renuncia, lo cual, insisto, es inusual que sea el presidente quien proporcione  los motivos. Los cuales inmediatamente fueron corroborados por Santiago Nieto, incluso aumentados, ya que precisó en declaraciones a la Jornada, que sus acciones y jurisprudencias, ayudaron a liberar 2 mil millones de pesos a grupos delincuenciales, políticos y ligados con el narco.

Ciertamente que Medina Mora no es ninguna blanca paloma, pero independientemente de los aspectos jurídicos , están las cuestiones políticas y ya tanto el Partido Acción Nacional como el PRD, con los restos que le quedan como oposición, denunciaron que la intención del presidente es ante todo, ir adueñándose del control de la Suprema Corte, para tener el poder absoluto, ya  que es ya el titular del ejecutivo, tiene un control avasallador de legislativo y claramente va por el judicial, lo que implica un riesgo para la democracia, donde no pueda haber  contrapesos que regulen el  poder habrá que recordar la vieja frase de Lord Acton de  que el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente.

Ojalá y no caiga en la tentación y controlar también al poder judicial, porque entonces, nos encaminamos inevitablemente a un gobierno unipersonal, todo poderoso, es decir, una  dictadura.

correo; jazaragoza_@hotmail.com

Entradas Relacionadas

CAE AVIONETA EN EL MARQUÉS, 2 MUERTOS

Redaccion

Municipio realiza Foro por la lucha contra el cáncer de mama.

Redaccion

Nuevo toque de queda en la capital de Chile tras jornada de saqueos e incendios

Redaccion