Coneme
3alas3
Gobernador en tu calle
Tus  ideas
DEPURAL1
Columnas Ultima Hora

ENFOQUE

Algo le pasa a la clase política en ésta denominada 4 T, que el discurso político y el léxico, ha descendido a sus niveles más bajos, a situaciones de escándalo que mucho dejan que desear para una gran arte de la población.

No es que se desconozcan esas palabras  o que la gente del pueblo no las use, incluso de manera cotidiana,  pueden ser normales, pero  en el sector político no van de acuerdo con su representación o investidura.

Sólo por citar algunos casos, tenemos a Porfirio Muñoz Ledo, durante el capítulo final de su intento reeleccionistas, cuando dejándole el micrófono abierto, se escuchó con claridad: chinguen a su madre, qué manera de legislar, de ahí, además de no lograr su intento de permanecer al frente de la Cámara de diputados, se hundió en el ostracismo, salió de los reflectores a los que tanto estuvo acostumbrado.

Tomado al azar y ocurrido antes de ese episodio, está Paco Ignacio Taibo II, quien justamente para llegar como titular del fondo de Cultura Económica expresó: “se las metimos doblada”.

El propio presidente, con sus expresiones de “abrazos, no balazos”, que directamente ha desatado la delincuencia y la impunidad en marchas y mítines, o peor aún, fuchi guácala, refiriéndose  a un asunto tan delicado como la seguridad y la delincuencia organizada  que, debe usted estar de acuerdo conmigo,  es ya el principal factor que afecta a la ciudadanía y no es tratado con la seriedad y eficiencia que se merece, o peor aún , cundo describe a la gente del pueblo, a la gente pobre a la que “hay que alimentar como animalitos”. Definitivamente  no corresponden al vocabulario ni a la investidura de un presidente de la República, al igual que Me canso Ganso, o los voy a acusar con sus mamacitas y sus abuelos y muchas similares que no van con la figura presidencial.

Peor aún lo expresado por el diputado  Gerardo Fernández Noroña que afirmó en el recinto parlamentario …”a esa vieja me la voy a chingar, dirigiéndose  a la diputada panista. Adriana Dávila, “es más bocona que la chingada…la próxima vez le voy a poner una chinga cuando abra la boca,” lo que le mereció la condena unánime de todas las fracciones tanto en la Cámaras de diputados y senadores y si bien luego pidio una disculpa pública, el exabrupto exhibió en toda su dimensión, al representante popular que se siente el mejor para cualquier debate, que se ha declarado abiertamente marxista y que además, anunció que pretende ser el próximo presidente de la República. Por cierto, la diputada Dávila, ya presentó una denuncia contra Fernández Noroña..

Cómo olvidar a  Mireles que se refirió a las mujeres como la prostituta uno, la prostituta 2, la prostituta 3 etc. O también el gobernador morenista de Puebla, que se atreve a erigirse como el intérprete de Dios y decir que fue castigo divino la muerte del senador y la gobernadora, cuando lo que tiene que hacer es aclarar, aquí en la tierra, las verdaderas causas del helicopterazo

No se queda atrás el diputado local de Morelos José Casas quien afirmó en una frase que ofende a todas las mujeres, “ a chile Pelón, no se por qué las sacamos de las cocinas y les dimos una curul”

Sería interminables la citas que van más allá de una anécdota, un exabrupto o una frase desafortunada, definitivamente son un ataque directo que muchas veces refleja xenofobia  o misoginia, pues muchos de los embates  van dirigidas a las mujeres.

Todo ello nos habla de la pobreza del discurso político y la falta de cultura y conocimientos de funcionarios y representantes populares que lejos de enaltecer la tarea más sublime e importante del quehacer humano, la envilecen, sobajan y ofenden al pueblo que se comprometieron servir..

Contacto; jazaragoza_@hotmail.com

Entradas Relacionadas

Destaca Gobernador confianza del Grupo Ingredion – Matsutani por invertir en Querétaro

Redaccion

Suma IQM 250 líderes comunitarias

Redaccion

Festival Oxímoron celebrará su sexta edición

Redaccion