Coneme
3alas3
DEPURAL1
Agenda Política
Columnas Enfoque Ultima Hora

INDIGNACIÓN DE MUJERES, SE MEZCLA CON VIOLENCIA AJENA

ENFOQUE

Indignación, rabia, coraje, hartazgo, son tal vez los motivos de la increíble violencia con la que cientos de mujeres se manifestaron, primero el martes y luego el viernes, teniendo como común denominador de las marchas, la violencia, la furia contenida los destrozos que causaron en oficinas públicas de la policía y en patrullas, como un signo de la indignación por lo que la policía no hace para proteger la integridad y la seguridad de las mujeres.
El detonante fue la información de una mujer violada por 4 policías, al interior de una patrulla, en la Delegación Azcapotzalco de la Ciudad de México, pero no sólo por ese caso, sino por el innumerable de hechos que se registran de violación y actos de violencia contra las mujeres sin que la policía o el aparato judicial, haga algo por resolverlos, ni se tengan tampoco acciones para prevenirlas.
Es la rabia contenida de las otrora consideradas sexo débil que hoy llega al empoderamiento y la igualdad, pero que sigue siendo frágil y víctima de la fuerza o la brutalidad de hombres que seguramente, no se encuentran cabalmente emocionales.
En mi larga vida como periodista, he visto o me ha correspondido incluso cubrir, muchas manifestaciones; mas nunca había visto tal grado de violencia, esa rabia o a la vez la impotencia contenida que encontró su desfogue en un colectivo que arremetió contra los símbolos del poder, de la policía que se supone, deben ser los primeros en proteger a la ciudadanía.
No puede descartarse, por supuesto que a esa justificada reacción en los términos señalados, se hayan sumado grupos organizados que coyunturalmente, busquen sacar provecho de una situación real que indigna por la brutalidad de su origen, porque las propias imágenes, nos muestran a mujeres encapuchadas con el rostro cubierto, lo que habla ya de una premeditación, por cometer delitos, destrozos y por qué no, provocaciones.
Y eso fue precisamente como lo llamó la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheiumbum, que tal vez siguiendo instrucciones, o imitando la actitud del presidente de no usar la fuerza pública contra, las manifestaciones o actos delictivos, permanece pasiva, un factor que sin duda, está irritando aún más a la sociedad.
La jefa de gobierno de la Ciudad de México, luego de la primera manifestación, tratando de antiguar los hechos, se reunión con un grupo de mujeres, intelectuales, artistas, buscando dar otro enfoque a los acontecimientos, justificando la no intervención de la fuerza pública y aunque se anunció que se abrirían carpetas de investigación, no hubo reacción. Llegando a unas oficinas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Vacías, tal vez por aquello de, “no responder a provocaciones”, pero propiciando que no haya respeto alguno a la autoridad, independientemente de los justificados motivos que generaron la marcha.
El paroxismo colectivo, está científicamente comprobado, hizo que a la vez, se produjeran otros hechos lamentables, como la agresión a dos periodistas, pero queda claro en elv ideo que no fueron mujeres, sino un hombre que cobardemente agrede a los comunicadores sin que hubiera una razón de por medio.
Todo ello nos habla de un ambiente de irritación, de ira, de indignación, pero también, de una incierta posición de las autoridades que no responden a la altura y la necesidad de una urgencia nacional, la seguridad para todos los ciudadanos y la protección en especial para las mujeres.

Contacto: jazaragoza_@hotmail.com

Entradas Relacionadas

Lanzada con Éxito la Crew Dragon Rumbo a la Estación Espacial Internacional

Redaccion

Reportan sujetos armados balearon a elementos de la policia de investigación de la fiscalía general del estado

Redaccion

Seguridad Pública informa resultados de operativo en región Acayucan

Redaccion