La presidenta del TEPJF indicó que el Curso de Actualización en Materia Electoral sobre Fiscalización y sus Consecuencias complementa los convenios suscritos hace unos días por el INE y el Tribunal Electoral, lo que demuestra que las autoridades electorales trabajan juntas y se fortalecen mutuamente

  • El trabajo conjunto que en materia de fiscalización realizarán el INE y el TEPJF permitirá generar certeza sobre el resultado de los comicios del próximo 1 de julio, aseguró Córdova Vianello

Al iniciar el Curso de Actualización en Materia Electoral sobre Fiscalización y sus Consecuencias, la magistrada presidenta de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF)Janine M. Otálora Malassis, aseguró que el procedimiento de fiscalización debe ser visto como parte de la integridad electoral, así como un elemento fundamental de un andamiaje institucional y legal que pretende garantizar la legalidad y constitucionalidad de los comicios.

“La fiscalización del origen y aplicación de los recursos de los partidos políticos y de los candidatos fortalece las buenas prácticas, al inhibir el fraude electoral que puede aparecer en la participación de actores ilegales en el financiamiento de las campañas, así como desincentivando el rebase de los montos de financiamiento establecidos que implicarían la vulneración de la equidad en la contienda”, aseveró al inaugurar el curso.

Otálora Malassis sostuvo que la tarea de la fiscalización implica una gran complejidad organizativa, operativa y técnica para el Instituto Nacional Electoral (INE) y para el TEPJF, ya que implica la necesidad de atender un número importante de demandas relativas a cuestiones altamente complejas que requieren conocimientos especializados, más allá de la arena jurisdiccional y que se deben resolver en tiempos muy breves.

Durante el acto realizado en el Auditorio José Luis de la Peza de la Sala Superior, la magistrada presidenta señaló que este curso, complementa los convenios que ambas instituciones suscribieron la semana pasada y demuestra que el INE, el TEPJF y las autoridades electorales locales trabajan juntos y se fortalecen mutuamente para garantizar que las elecciones de este año estén a la altura de las expectativas y las exigencias de la sociedad.

“El Tribunal Electoral resolverá todas las controversias con apego a la Ley y con un solo compromiso, servir a la democracia y fortalecer el Estado de Derecho. Por ello, es nuestra obligación prepararnos para tener los mejores conocimientos técnicos y precisos que nos permitirán comprender mejor los procesos y analizar adecuadamente los expediente que habremos de analizar en los próximos meses en materia de fiscalización”, puntualizó Otálora Malassis.

En el acto inaugural estuvieron presentes la magistrada y los magistrados de la Sala Superior, Mónica Aralí Soto Fregoso, Indalfer Infante Gonzales y Reyes Rodríguez Mondragón, así como magistradas y magistrados de las Salas Regionales del TEPJF y de los Tribunales Electorales de las entidades federativas.

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, destacó la importancia del trabajo conjunto que, en materia de fiscalización realizará el Instituto y el TEPJF, porque permitirá generar certeza sobre el resultado de los comicios del próximo 1 de julio, sobre todo porque la revisión de los ingresos y gastos de las campañas electorales deberá estar lista antes de que la Sala Superior del Tribunal Electoral dé validez a las elecciones.

Informó que las elecciones en curso serán las más grandes en la historia del país porque habrá en juego más de 3 mil 400 cargos a nivel federal y local, pero también serán las más fiscalizadas, ya que habrán de ser revisados en su totalidad 30 mil informes de ingresos y gastos de campaña.

“Y cada peso invertido en las campañas debe ser reportado. Ese es el reto: más cargos en disputa, más dinero invertido en la política, más candidatos que nunca ante y todo deberá fiscalizarse en menos de 40 días, para que las salas, los tribunales correspondientes, puedan cumplir con su trabajo de calificación de las elecciones”, destacó el presidente del INE.

Intercambiar información precisa con el TEPJF, sobre el funcionamiento del Sistema Integral de Fiscalización, “refleja el interés de ambas instituciones: Tribunal Electoral e INE, para contribuir a la certeza de los actos de las autoridades electorales antes, durante y después de la Jornada Electoral del próximo 1° de julio”, subrayó el Consejero Presidente, Lorenzo Córdova.

En su turno, el presidente de la Asociación de Tribunales Electorales de la República Mexicana (ATERM), César Lorenzo Wong Meraz, destacó que se vive una época donde la transparencia y la rendición de cuentas “es un grito de la sociedad, ya que el saber ¿cuánto dinero se invierte en las campañas electorales?, ¿de dónde viene? y ¿hacia dónde va?, es lo que nos tiene hoy aquí trabajando de la mano”.

Wong Meraz dijo que la fiscalización en materia electoral es uno de los tópicos más importantes para la ciudadanía, ya que el rebase de topes de gastos de campaña es una causal de nulidad y un pilar para el correcto desarrollo de los comicios, por ello “nuestra obligación es difundir la información relacionada con esta materia, pero sobre todo capacitar a los funcionarios que integran las autoridades electorales, para que cuenten con los elementos necesarios para cumplir la obligación y labor constitucionalmente otorgada”, dijo.

A su vez, el consejero Ciro Murayama Rendón, presidente de la Comisión de Fiscalización del INE, reconoció el respaldo del TEPJF en las tareas que realizó el INE en el proceso de fiscalización de las precampañas electorales y mencionó que “en los meses que vienen vamos a vivir una de las etapas de fiscalización más intensas”.

El consejero señaló que el curso “permitirá profundizar más el conocimiento conjunto del Sistema Integral de Fiscalización, de los criterios para llevar a cabo esta tarea que, desde el punto de vista del INE, no se trata de una actividad solamente punitiva sobre la conducta de los actores políticos, la fiscalización debe verse más bien como una herramienta al servicio de la rendición de cuentas, de la transparencia y en ese sentido de la democracia”.

Murayama Rendón apuntó que, en la medida en que los actores políticos rindan cuentas, sean transparentes con las fuentes de financiamiento de sus campañas y con el destino de sus egresos podremos tener una ciudadanía menos alejada de la política. Asimismo, dejó en claro que “la fiscalización es un instrumento para defender a la democracia y cuando digo defender a la democracia es para defender el sufragio y la importancia del voto, para que no sea dinero de origen ilegítimo, ilegal o el gasto excesivo lo que afecte una contienda”.