Coneme
3alas3
DEPURAL1
Agenda Política
Links
México Ultima Hora

La otra cara de un abusador infantil: sacerdote Pedro Farías

Lleva 55 años siendo cura. Detrás de su túnica están las acusaciones de la CNDH por abusos sexuales y torturas cometidas en La Ciudad de los Niños Salamanca

El Padre Pedro siempre estuvo cerca de los niños. En una fotografía a blanco y negro en la que luce más joven, se ve como carga a un recién nacido. Años después tiene acusaciones directas por estar a cargo de un orfanato en el que se cometió abuso sexualtortura y condiciones inhumas. Es el caso de  ´La Ciudad de los Niños Salamanca A.C.´, un lugar que refugiaba a niños sin padres.

«La fuerza, el amor y la perseverancia de un Padre ejemplar: Pedro Gutiérrez Farías», así describen los feligreses al sacerdote.

Se llama Pedro Gutiérrez Farías, la comunidad católica le dice Padre Pedro. Lleva 55 años siendo sacerdote, se formó en el seminario de Morelia, es originario de Michoacán. La gente lo protege, lo quiere. Los feligreses le depositan toda la confianza para cuidar a un niño, un adolescente o un adulto con discapacidad.

Aunque este viernes una noticia estremeció a los guanajuatenses: la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) confirmó que sí hubo torturas y abusos sexuales en la casa hogar en la que vivían 324 niñosadolescentes y adultos con discapacidades.

El cura Pedro convive con la gente, se acerca a las comunidades. Lava y besa los pies de los enfermos, mientras un chico del orfanato asegura que el Padre entraba a las habitaciones de las niñaspara abusar de ellas.

El cura sabe cómo acercarse a la gente, tiene su confianza ganada. Los niñosseñoras y padres de familia aprovechan cualquier oportunidad para tomarse una foto con él, porque se acerca a las comunidades más pobres. La gente lo defiende, no creen en los señalamientos contra Pedro Gutiérrez y las monjas que le ayudaban en la casa hogar.

Mientras tanto, los mismos adolescentes confesaban los terribles hechos.

Al Padre Pedro se le ve sonreír en las fotos. En su perfil de Facebook comparte los momentos que pasa junto a su comunidad, junto a ´sus niños´. Los llama así desde que registró con sus apellidos a 169 menores que no tenían «papeles«. El Registro Civil de Guanajuato le dio la potestad de los pequeños, a pesar de no ser familiar biológico.

En sus redes sociales se ve como siempre ha tratado con menores de edad, en una fotografía a blanco y negro el sacerdote luce más joven y carga a un bebé. Su rostro no cambia, su semblante es el mismo.

Esta historia comenzó a deshilarse el 11 de marzo del 2016. Cuando una denuncia anónima reportó abusos sexuales en el orfanato, además de un presunto desvío de recursos por parte de la Asociación Civil. El DIF Estatal realizó una visita al albergue y se encontraron con algo sorprendente: una monja le quemó las manos a una niña de 7 años por haber robado una plastilina.

Fue ahí cuando empezó a hablarse del Padre Pedro, presidente de la casa hogar. Desde la primera denuncia la juez federal Karla Macías Lovera presentó las pruebas suficientes para vincular al sacerdote a un proceso penal, nunca precedió.

Las investigaciones revelaban poco a poco testimonios sensibles por parte de las víctimas. Sus voces delataron el sufrimiento que vivieron.

Cuando las acusaciones salieron a la luz, sus feligreses oraban por él. En el 2019 el abogado Carlos Fuentes señaló que el sacerdote quedaba absuelto de los abusos que le imputaban.

Los testimonios de las víctimas se archivaron en una investigación que duró 3 años, desde el 2017. Apenas este viernes, la CNDH condenó los actos cometidos en el orfanato.https://guanajuato.lasillarota.com/estados/la-otra-cara-de-un-abusador-infantil-sacerdote-pedro-farias-55-anos-cura-cndh-acusaciones/397766

Entradas Relacionadas

UNAM y gobierno de Querétaro presentan nanosatélite K´OTO

Redaccion

Descentralizados, con cuentas por aclarar por 4 mil mdp

Redaccion

Por su baja inversión, México llega a la era T-MEC con una planta productiva envejecida

Redaccion