Edith Windsor, ícono y heroína de los derechos de los homosexuales, murió en Manhattan a los 88 años.
Lo anunció Judith Kasen-Windsor, la mujer que “Edie”, como la llamaban los amigos, se había casado en segundas nupcias el año pasado.
Gracias a la lucha de esta famosa activista en los tribunales, la Corte Suprema de Estados Unidos legalizó cuatro años atrás el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el territorio nacional.(ANSA).