Jorge Winckler Ortiz, Fiscal General de Veracruz, anunció que una fosa clandestina fueron localizados los restos de cuatro queretanos desaparecidos en ese estado durante el año pasado; sin embargo, las familias, representadas por la organización Desaparecidos Justicia AC, pidieron prudencia con los datos difundidos, toda vez que dicha información aún no es confirmada.

Fue en la comunidad de Arbolillo, municipio de Alvarado, donde se encontraron 47 cráneos y decenas de restos corporales, en un total de ocho fosas ubicadas en las inmediaciones de la laguna de Alvarado.

En rueda de prensa, Winckler Ortiz afirmó que entre los restos exhumados se encontraron indicios sólidos del matrimonio formado por María Dolores Pérez Reséndiz y Javier Sánchez Jiménez, ambos de 46 años de edad, y de su hija Karen Navidad Sánchez Pérez, de 19 años, originarios del municipio de Colón.

De ellos, se desconoce el paradero desde el pasado mes de septiembre, cuando se encontraban vacacionando en tierras veracruzanas.

Además, el Fiscal señaló que es probable que se localicen vestigios de Baruch Grajed García, que desapareció en junio del 2016, en la ciudad de Veracruz.

Ante el anuncio, Desaparecidos Justicia pidió mesura a la Fiscalía de esa entidad, ya que “sólo cuentan con unas 200 muestras, de las cuales no saben si dentro de ellas se encuentran las muestras de la familia de los queretanos (…)  esto no se hace, no pueden salir y decir en medios de comunicación información incierta, aparte que tampoco han realizado las muestras de los cuerpos y fragmentos encontrados, son para eso se lleva un protocolo y un tiempo…. No es de un día para otro”, publicó desde sus redes sociales Brenda Ivonne Rangel, dirigente de la agrupación.

“Hasta el momento no han hecho ninguna confronta de los restos encontrados en Veracruz, es una tristeza y lo perverso de la Fiscalía de Veracruz, les pedimos por favor no estén llamando a la familia Sánchez, no hay ninguna certeza, ni siquera se cuenta con pruebas de ADN, por favor seamos prudentes. Estás notas duelen y lastiman bastante no solo el alma, dañan la salud de nuestras familias, les ruego apoyemos y no desgastemos a otra de nuestras familias”, añadió.

Por su parte, Winckler Ortiz señaló que la Fiscalía a su cargo realizará las pruebas pertinentes, como rehidratación de huellas dactilares, moldeo de arqueadas dentales y levantamiento de placas fotográficas con las señas particulares, a fin de comprobar en su totalidad la pertenencia de los restos.

Al asegurar la identificación, dijo, los datos se pondrán a disposición de las familias con personas desaparecidas y en las bases de datos de la institución que dirige.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios