qro
seguridad
movilidad
Coneme
gob
3alas3
respira qro
Columnas Procesos del Poder Ultima Hora

Las consecuencias de la política estadounidense y trumpista

Procesos del Poder

NIELS ROSAS VALDEZ

Anteayer se registró un nuevo tiroteo en los Estados Unidos de América (EUA), esta vez en la importante ciudad de El Paso, estado de Texas, localidad cercana a la frontera con nuestro país. Fue un joven de piel blanca de 21 años quien accionó su arma, quitándole la vida a una veintena de personas e hiriendo a poco menos de tres decenas. ¿Por qué sucedió este tan lamentable evento? ¿A qué obedece?

Por más devastadora que sea esta noticia en donde casi medio centenar de personas fueron agraviadas hasta con su vida en algunos casos, no fue la única que ha estremecido al país de las barras y las estrellas y, desde luego, a todo el mundo. Horas más tarde, ya en domingo, otro tiroteo se suscitó en los EUA, esta vez en Dayton, estado de Ohio, en donde una persona asesinó a nueve individuos e hirió a otros 16, afectando a un total de 25 personas, cerrando el segundo ataque mortal en menos de 24 horas en nuestro vecino país del norte.

Estos dos ataques se suman a los acontecidos el martes pasado (30 de julio) en Southaven, Mississippi, en donde un empleado de la tienda trasnacional de autoservicio Walmart le quitó la vida a dos de sus compañeros de trabajo e hirió a un tercero mientras 60 empleados se encontraban dentro de la tienda; y el lunes pasado (29 de julio) en la celebración del Festival del Ajo en California, donde un joven de 19 años comenzó a disparar su rifle a la multitud, asesinando a tres personas – incluidos ahí dos menores de edad – e hiriendo a 16.

Estos cuatro eventos han puesto al menos a la nación estadounidense en luto, en donde 34 personas han fallecido, incluidas ahí seis mexicanos, y 59 más han resultado heridas, incluidas ahí siete mexicanos. Ante tal escenario, el gobierno de México ha condenado este ataque y ha señalado que está evaluando presentar a los EUA una demanda por terrorismo. En los días siguientes podremos ver el avance en este tema que estará liderado por el secretario de relaciones exteriores, Marcelo Ebrard. Esta es una buena oportunidad para nuestro país para, con la evidencia como argumentos, ganar ciertas concesiones.

Ahora, aunque los cuatro incidentes son profundamente lamentables, quizá el que más destaca es el acontecido el sábado en El Paso, espacio con una comunidad extensa de hispanos, en donde se presume que el perpetrador publicó un documento en internet en el que llamaba al ataque una «respuesta de la invasión hispana a Texas». Claramente este individuo no sabe de historia, pues ese territorio pertenecía a los españoles y posteriormente a los mexicanos, antes de serles despojado a manos de los estadounidenses en la Guerra de Texas que concluyó en 1836.

Más allá de que pueda sonar impactante, hay que decirlo: este evento se liga a un terrorismo doméstico en los EUA. Estos cuatro ataques, pero sobre todo el de El Paso, han enfatizado dos cosas en particular: la primera es que, como era de esperarse, la violencia se ha disparado, producto de los discursos de odio y racismo realizados por el actual presidente de los EUA, Donald Trump. Sus declaraciones y discursos han cobrado factura una vez más, y es que han promovido, impulsado y justificado los ataques en el país, particularmente los dirigidos hacia los hispanos. Y la segunda cosa que puede subrayarse es que se ha evidenciado, una vez más, la enorme necesidad de que exista una regulación estricta en el comercio de armas de fuego en la nación. Si se sabe que el racismo es un mal social y ha dañado profundamente a la sociedad estadounidense – y mundial – por siglos, ¿por qué no regular la política y excluirlo de cualquier escenario político, sea campaña presidencial o discurso gubernamental? Y, ¿por qué no se aprende de la experiencia de Nueva Zelanda, en donde hace unos meses hubo una masacre similar y semanas después se creó una política de regulación de armas? Lamentablemente al gobierno y empresarios estadounidenses les importa más el dinero que salvaguardar la vida de sus connacionales.

Niels Rosas Valdez Escritor, historiador e internacionalista niels.rosas@gmail.com @NielsRosasV (twitter)

Entradas Relacionadas

UAEM y CONALEP suman sus activos a favor de la juventud mexicana

Redaccion

Faltan recursos al gobierno de AMLO para garantizar protección a periodistas y activistas, alerta la ONU

Redaccion

23 millones de pesos en la reconstrucción de vialidades de Felipe Carrillo Puerto

Redaccion