Coneme
3alas3
DEPURAL1
Agenda Política
Links
Denge
Gobierno
Columnas Procesos del Poder Ultima Hora

Terribles decisiones, caóticas consecuencias

Procesos del Poder

NIELS ROSAS VALDEZ

Recientemente el mundo entero se quedó perplejo por el intrépido ataque de los Estados
Unidos de América (EUA) hacia el general Qasem Soleimani, quien era la segunda persona
más importante de la República Islámica del Irán. La comunidad internacional sopesó el
escenario y tras ello algunos aseguraron que esto detonaría la Tercera Guerra Mundial. Más
allá de que suceda o no, la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, es
importante para ser analizada. ¿Qué se puede comentar al respecto?
Las tensiones entre EUA e Irán desde hace décadas no están en su mejor forma y han crecido
en los últimos días, producto de las recientes acciones que ambos países han realizado en
contra del otro. Quizá ha habido dos puntos culminantes en este escenario de ataques
repetitivos: el primero es el ataque a la embajada estadounidense en Bagdad, Irak, a manos
de miembros de los ejércitos iraní e iraquí; y segundo, el ya mencionado ataque mortal al
general iraní Soleimani en un aeropuerto.
La decisión de Trump de ordenar explícitamente matar a la segunda persona más importante
de Irán puede ser una decisión válida en una guerra, es decir, no se rompe el código de atacar
a los militares y no a los civiles. No obstante, EUA e Irán no se encuentran en una guerra
entre sí. Vaya, desde luego existen hostilidades entre ambas naciones, eso se sabe y hay
mucha evidencia al respecto, pero ninguna de las dos ha declarado la guerra a la otra, no han
establecido un estado de guerra. Entonces, ¿qué sucede con la decisión de Trump? ¿Es
válida? ¿Lo permite el gobierno estadounidense?
Según las leyes de EUA, el presidente puede ordenar un asesinato bajo ciertas circunstancias,
aunque quedan ambiguas. De la misma manera, la definición de “asesinato” tampoco queda
muy clara, lo que deja lugar a interpretaciones. En este contexto, a pesar de que tanto
Republicanos como Demócratas estén satisfechos por la defunción de una de las personas
más influyentes de la política exterior de uno de los países rivales más peligrosos, el hecho
de que Trump haya indiscriminadamente mandado asesinar a alguien puede no quedar exento
de una investigación al respecto.
Por otra parte, la decisión de matar a Soleimani no parece que haya sido en absoluto lo más
brillante de Trump. Sirve de alguna manera, quizá, para elevar su apoyo popular de cara a las
elecciones en noviembre, pero eso no quita el hecho de que como resultado ha elevado las
tensiones con un país que posee armas nucleares y que podría tomar medidas de retaliación
sin problema alguno, situación que se ve cada vez más más cercana. De nuevo el presidente
Republicano ha puesto en tela de juicio la labor del país – aún – más imponente del mundo
en las labores globales, y con ello ha aminorado la confianza internacional hacia el país de
las barras y las estrellas de una forma no vista desde la “Guerra contra el terrorismo” de
George W. Bush.
Niels Rosas Valdez
Escritor, historiador e internacionalista
Twitter @NielsRosasV
niels.rosas@gmail.com

Entradas Relacionadas

Secretaría de Turismo y Universidad Tec Mileno desarrollan proyecto para promover Pueblos Mágicos

Redaccion

Celebra el Municipio de Querétaro el Mes de la Juventud

Redaccion

Con ellas vamos a iniciar una gran transformación de Querétaro: Luis Nava

Redaccion