Coneme
3alas3
DEPURAL1
Agenda Política
Empresarial Ultima Hora

Uber y Cabify en problemas

Blindan su estrategia de seguridad ante ola de críticas

Las dos más populares plataformas digitales de transporte en México, Uber y Cabify, solían gozar de un gran prestigio, pero poco a poco se comienza a empañar por hechos de violencia.
Al menos dos jóvenes estudiantes fueron asesinadas por conductores y una más abusada por otro chofer en las últimas semanas.
Frente a estos casos, ambas compañías decidieron tomar «el sartén por el mango» y relanzar una estrategia de seguridad de los usuarios, en un intento por limpiar su imagen, ya debilitada por la «guerra» que mantiene el gremio de taxistas en su contra.
Los recientes episodios de hostigamiento sexual y robos por parte de choferes de Uber, mostraron que, en lugar de reforzar sus mecanismos de selección para reclutar nuevos conductores, la empresa los había relajado, según reveló el diario Reforma.
En 2014, al inicio de su operación, solían ser muy estrictos, como lo pudo constatar el propio diario enviando a uno de sus reporteros encubierto para contratarse en ese empleo.
«En ese entonces el solicitante debía hacer exámenes toxicológicos, entregar carta de antecedentes, pasar por una revisión médica, entrevistarse con un psicólogo, aprobar exámenes de confianza, de atención al usuario y de conocimiento de la ciudad», señaló esta semana el matutino.
«Este mismo ejercicio se realizó dos veces, esta semana, para revisar cómo habían reforzado su proceso de selección; sin embargo, se constató que, en lugar de mejorarlos, se habían relajado», agregó.
Entre otras cosas, el diario dijo que Uber todavía solicita la carta de antecedentes, pero ya no realiza examen toxicológico, revisiones médicas ni la entrevista con un psicólogo para «conocer cómo reacciona el candidato frente a situaciones de estrés y conocer su estabilidad emocional».
Tampoco, agregó, aplica el examen de conocimiento de la ciudad y «se limita a evaluar, con una prueba de 20 minutos, el trato a los pasajeros».
La empresa, con sede en San Francisco, California, señaló que ha dado de baja a 9.000 conductores por incumplir con los lineamientos de seguridad.
La semana pasada, el Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México criticó que los estándares de seguridad de Uber son menores, lo que ha permitido asaltos y que usuarias sean acosadas.
Uber se defendió diciendo que aplica pruebas toxicológicas aleatorias y que empezará a realizar entrevistas con psicólogos para los choferes y que ha rechazado a 32 mil aspirantes.
Actualmente, la firma en México cuenta con 230.000 conductores registrados en 35 ciudades del país.
En mayo pasado, un juez sentenció a un conductor de la empresa a 19 años de prisión por abusar de una mujer que solicitó el servicio de la compañía en mayo de 2016 en la Ciudad de México.
Hace unos días, Marimar Cosío, solicitó un viaje en la plataforma, pero su conductor cambió la ruta establecida, y al pedirle una explicación fue tocada en sus partes íntimas, pero no presentó una denuncia formal aunque sí se quejó con la empresa.
Pero el caso más grave ocurrió el 8 de septiembre, cuando la estudiante universitaria de 19 años Mara Castilla, fue secuestrada por un conductor de Cabify, identificado como Ricardo Alexis, cerca de la ciudad de Puebla, a unos 150 kilómetros al este de la capital.
El hombre la llevó a un hotel, donde la golpeó, la abusó y luego la asesinó y arrojó su cuerpo en un paraje solitario.
El día 30 del mes pasado otro conductor pero de Uber fue detenido por asaltar y asesinar a Mariana, estudiante de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.
A pesar de esta ola de ataques, Uber señaló que planea duplicar su actual número de conductores para expandir su servicio y aliarse con empresas similares como Easy Taxi, Urbvan, Yaxi y Siggo, entre otros, para crear una base de datos que comparta información sobre solicitantes de empleo, rechazados o despedidos. Los propios empleados se defendieron de las acusaciones y, en voz del líder de la asociación de conductores de Uber, Héctor Ampudio, dijeron que «los choferes no somos criminales». (ANSA).

Entradas Relacionadas

Gobernador de Querétaro expone estrategia contra COVID-19 a integrantes del gobierno federal

Redaccion

En Querétaro 29 casos de COVID-19

Redaccion

Política y Sociedad en TvUAQ

Redaccion