corregidora3
predial
qro
agua qro
reci
Columnas Procesos del Poder Ultima Hora

Un tren de populismo

Procesos del poder

NIELS ROSAS VALDEZ

El pasado domingo, el presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, dio inicio a la construcción del denominado “Tren Maya”, que se había pensado realizar en la anterior administración, liderada por Enrique Peña Nieto. En la ceremonia de la primera piedra, miembros de una docena de grupos étnicos condujeron un ritual en donde le “solicitaban a la Madre Tierra su presencia y permiso para poder iniciar la construcción del tren”. Más allá de la opinión que tengamos acerca de la puesta en marcha de este tren, hay dos cuestiones principales que me gustaría mencionar en relación con éste: 1) lo que significa que grupos indígenas participen en este evento de inauguración del proyecto, y 2) los problemas ambientales que representa el desarrollo de esta magna obra.

Acerca de lo primero, el acto con grupos indígenas solicitando a la Madre Tierra su presencia para comenzar la construcción del tren puede ser visto como un acontecimiento peculiar, es decir, por un lado es entendible que se haya realizado un acto de esta naturaleza considerando las poblaciones que habitan la zona que compete la construcción del tren, quienes son indígenas y por lo tanto tienen prácticas diferentes al grueso de la población del país. Quizá para nosotros el hecho de que se construya algo en un lugar no signifique mayor problema más allá de sólo tener los permisos necesarios, pero para ellos sí implique la necesidad de realizar un acto solemne para sus “entidades superiores”. Tras este acontecimiento, hubo varios que de cierta manera ridiculizaron la integración de dichos grupos indígenas haciendo la comparación con otros países señalado tácitamente que esto no pasaría en esos lugares. Quizá para muchos esta celebración haya sido algo innecesario y que la comparación burlesca con otros países haya sido una cachetada con guante blanco, pero lo cierto es que olvidan la historia de México y lo que representan los grupos indígenas para nosotros mestizos, sobre todo si se pretende hablar de la unidad nacional.

Ahora, en este mismo punto el acto oficial fue integrar a estos grupos indígenas a esta magna obra solicitado su apoyo, sin embargo, hay que pensar más allá de eso, es decir, pensemos en el posible (aunque yo diría verdadero) interés de hacer populismo y hacerles notar a estos grupos indígenas que el gobierno los procura, y así seguir teniendo su asistencia y sus votos para eventos futuros. Por más desagradable que pueda sonar esto, no debemos descartar está posibilidad que, tomando en cuenta nuestra historia, es muy probable que así haya sido.

Con respecto al segundo punto, este proyecto, según lo que se ha estado mencionado en las últimas semanas, carece de las especificaciones necesarias para no dañar el medio ambiente, lo que representa un problema grave en nuestro contexto mundial, pues se han realizado esfuerzos de cooperación internacional para impulsar medidas de protección al medio ambiente, y el hecho de no cumplir con los acuerdos internacionales significaría costos económicos, políticos y de prestigio para México. En este sentido, López Obrador mencionó que la construcción de este tren no es un capricho, sino que es un trampolín para las comunidades aledañas para que estén más conectadas y sean cada vez más económicamente activas y productivas, no obstante es menester no dejar a un lado las

repercusiones al medio ambiente que este tren traería consigo y acatar las medidas de protección necesarias.

niels.rosas@hotmail.com; @niels_rosas (Twitter)

Related posts

Eligen a ganadores del Premio Estatal del Deporte

Redaccion

La Coalición Por México al Frente se consolida como la primera fuerza electoral

Redaccion

Anaya dice que solo él puede vencer a AMLO; las encuestas lo sitúan lejos

Redaccion
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com